Remedios caseros para la tos. Bronquitis

30 mayo 2020

Comienza con un cosquilleo. Una mano invisible te roza con una pluma la garganta. Luego, sigue el retumbo desde lo más profundo de tu pecho inmediatamente, el volcán que tiene en sus pulmones erupciona y durante los siguientes minutos se acumula un montón de flema, que no es otra cosa que la lava de los pulmones.

Tienes tos o, mejor dicho, la tos te tiene a ti. La tos te domina debido a que no puedes hacer gran cosa para controlarla. En cierta forma, la tos se parece mucho a un resfriado. Habitualmente es causada por un virus, frente al cual los antibióticos resultan ineficaces. Sin embargo, a veces el responsable es una bacteria y, por fortuna, en estos casos los antibióticos sí pueden actuar.

Remedios de jardín

¿Qué podemos hacer para aliviar la tos?

Por lo general, la tos aguda desaparece en el término de 1 o 2 semanas, mientras que los síntomas de la bronquitis aguda son no cesar de toser y respirar con dificultad durante meses. Aunque es recomendable dejar que esta enfermedad siga su curso normal, hay algunas cosas que usted puede hacer para respirar mejor.

Abandona el cigarrillo

Es lo mejor que puedes hacer, especialmente si padeces una bronquitis crónica. Deja de fumar y las probabilidades de librarse de esta enfermedad aumentarán en forma espectacular. El 90-95% de las bronquitis crónicas están directamente relacionadas con el tabaco. Si has fumado durante un largo período de tu vida, el daño causado a tus pulmones puede ser irreversible. En cambio, si lo has hecho durante poco tiempo, tienes muchas probabilidades de recuperarte totalmente.

No te conformes con ser fumador pasivo

Evita a los fumadores y, si tu pareja fuma, intenta que deje de hacerlo. Su bronquitis puede ser la consecuencia del hábito tabáquico de los otros. Debes tratar de alejarse del humo del tabaco. Aunque tu no fumes si estás expuesto al humo de los demás sufrirás los síntomas de bronquios.

Deja que los líquidos fluyan

Beber líquidos ayuda a fluidificar la mucosidad y, por lo tanto, es más fácil expectorarla. Se recomienda beber entre 4 y 6 vasos de líquido al día para que la mucosidad se disuelva sin dificultad.

Lo mejor es beber líquidos calientes o agua natural. Evita la cafeína y las bebidas alcohólicas ya que son diuréticas y, en consecuencia, orinarás más y perderás más líquido del que originariamente querías ganar.

Respira aire caliente y húmedo

El aire caliente y húmedo también te ayudará a fluidificar la mucosidad. Si ésta es muy espesa y difícil de eliminar, sin duda un vaporizador te ayudará a aflojar las secreciones. Si no dispones de un vaporizador, puedes dejar correr el agua caliente del grifo de la ducha y respirar el vapor caliente y húmedo que desprende.

No tire la toalla

Inhalar vapor puede ser muy beneficioso. Llena el lavabo del cuarto de baño con agua caliente y cubre con una toalla tu cabeza y el lavabo, formando una tienda. Inhala el vapor durante 5-10 minutos cada 2 horas.

No esperes demasiado de los expectorantes

No existen pruebas científicas de que alguna medicina seque la mucosidad. Beber mucho líquido es lo más recomendable para eliminar las secreciones.

Escucha a tu tos

¿Tu tos es productiva o improductiva? Si es productiva, es decir, si con ella expectoras esputo, no debes eliminarla completamente ya que no permitiría que tus pulmones se libraran de las secreciones perjudiciales. Un consejo: resiste todo lo que puedas.

Reduce la tos

En cambio, si tu tos es improductiva, es decir, no elimina esputo al toser, se recomienda tomar una medicina para suprimir la tos. Elije un remedio que contenga el principio activo dextro-metorfano.

Consejos médicos

Bronquitis y su tratamiento

La bronquitis requiere la presencia del médico cuando:

  • Tu tos no sólo no mejora sino que empeora después de una semana.
  • Tienes fiebre o eliminas sangre con la tos.
  • Tienes una edad avanzada y cada vez que enfermas sufres accesos de tos seca.
  • Sientes que te falta el aliento y tienes una tos muy abundante.

La bronquitis es muy contagiosa, sobre todo durante los meses de invierno. El 90% de los bebès sufre un proceso de bronquiolitis antes de cumplir los dos años de edad. En algunos casos, la gravedad del caso exige el ingreso hospitalario.

Fumadores: sí a la leche

A los fumadores que padecen bronquitis crónica se les indica que beban leche. En estudios científicos realizados en 2.539 fumadores se ha demostrado que los individuos que fumaban cigarrillos y bebían leche tenían una frecuencia de ataques de bronquitis crónica sustancialmente menor que los que fumaban pero no bebían leche.

Los fumadores que bebían leche consumían un promedio de un vaso diario. Se aconseja definitivamente a todos los fumadores que beban leche. Todavía hoy no se sabe a ciencia cierta por qué la leche ayuda a suprimir la bronquitis en los fumadores, ya que este efecto no se observa en los no fumadores. De todas maneras, no se recomienda la leche como un antídoto para los fumadores que padecen bronquitis.

Para concluir, la mejor forma de deshacerse de la bronquitis crónica es dejar de fumar.